¿Qué es, qué es? ¿No notáis cierto olorcillo a Navidad?


Algunos años pienso que me cansaré de Navidad y en cuanto aprieta el frió y cambia el sol empiezo a contar los días que faltan, me gustan las luces, los brillos todo ese falserio, falsos pesebres, falsas nevadas, falsos hielos,  falsos oros..Me encanta toda esa forma de aceptar una locura repentina y transitoria. Y mientras pueda y el colesterol me lo permita seré fiel a mi turrón blando y a mi botellita del " trepador" como dice Garci, porque yo soy así más de polvorón que de marrón glasé. Pero bueno todo esto en realidad venia a cuento,  porque Navidad es tiempo de regalos y  a mi me lo recuerdan (entre otras cosas, claro esta) esos amigos fieles que empiezan a incluirme en sus  planes, y que te llaman pensando ya en sus regalitos (¡¡¡pero si no han  puesto ni las luces!!!) o te piden ideas para el amigo invisible...(¡¡¡pero si acaban de pasar los Santos!!!)  y cuentan conmigo desde el primer día. Gracias, por vuestra confianza, más que la mía a veces, y por vuestra fidelidad  y por confiar en mi. Tenía que decirlo. Me gusta la Navidad.




No hay comentarios:

Publicar un comentario