Mantenimiento de las piezas de joyería

Como son tantas las cositas que compramos de joyería y bisutería en estas fechas y lo repito muchas veces al día, me he decidido a hacer esta entrada por si puedo ayudaros.
Primero de todo , 4 normas básicas:
  1. preguntar cuando compramos qué es y cómo se cuida.
  2. mucho ojo con las piezas barnizadas, barniz es barniz ...o sea, una capa de algo...poliuretano, látex...que más tarde o más temprano se deteriora y estropea la pieza, lo hemos visto mil veces en puertas pomos, barandillas...
  3. atentos a la diferencia entre pieza bañada, chapada o lacada, ni es igual ni debe valer lo mismo.
  4. vivimos en una zona de humedad y calor, la humedad es hermana de la oxidación. De modo que importantísimo conservar las piezas protegidas en su estuche pero no solo eso, no, un poquito de papel de seda, una bolsita de algodón o terciopelo( yo cuando estudiaba las enrollaba en papel higiénico o de cocina, no es glamuroso pero va estupendo) irá bien y si encontráis silicato antihumedad fabuloso. Y si nos vamos a la playa no abandonemos nunca una pieza al aire, mejor guardarla herméticamente( las bolsas de congelar alimentos valen). Hubo un tiempo en que a buena joya buen estuche, incluso ahora fijate también se nota la diferencia.
¿a que mola?
Ahora vamos con otra parte, clasificar los metales de joyería para saber limpiarlos:
    Alianza de oro amarillo
  • Si la pieza es  de oro amarillo, pues podemos relajarnos porque su comportamiento es bueno en cuanto a la limpieza, simplemente un bañito en alcohol de vez en cuando lo mantiene estupendo( perlas no), agua caliente con jabón también ira bien. 
Oro blanco rodiado
Oro blanco sin rodiar


  • Si el oro es blanco ya es otro cantar, el oro blanco siempre o casi siempre va bañado o chapado con otro metal que le da el brillo blanco y resplandeciente que este oro no tiene. De modo que evitaremos limpiarlo y sobre todo roces y desgastes que puedan dañar esa capa que lo recubre. 
Broche de plata. Diseño y realización Carmen G. Quijada
  • En el caso de la plata, actualmente busca el efecto de moda del oro blanco, con lo cual suele ir bañada en rodio o en plata de 999  más blanda que la que se utiliza para trabajar la pieza( que se alea) pero que no se oxida del mismo modo. Así que si la pieza esta bañada en rodio, ni la tocamos, la protegemos y punto, si es de plata, bañada o no, agua caliente con jabón mientras podamos y si se pone muy negra  bayeta impregnada en seco. 


    Yo uso esta, se vende en el Corte Inglés y la parto en pedacitos, así la tengo siempre a mano y no se me estropea. Lavaos las manos después de su uso y frotad con paciencia las piezas.
Pendientes de latón. Diseño y realización Carmen G. Quijada
  • Y en el caso del latón practicamente igual:  mantenerlo con bayeta todo el tiempo posible y en casos drásticos recurrir al pulimento tipo Sidol (según las instrucciones del bote y de mi web)

En general siempre quedan medios más profesionales para cuidar de vuestras joyas y algún producto de excelentes resultados, ahí van mis prohibidos y mis recomendados
PROHIBIDO


Limón
Bicarbonato
RECOMENDADOS


Productos Brillasol
Limpieza por ultrasonidos

Y ya poco más me queda, recordar que esto son solo mis opiniones basadas en mis experiencias, que espero que os sirvan y recomendaros que echéis un ojo a las instrucciones de mi blog :                                       Carmen G. Quijada. Mantenimiento de las piezas



No hay comentarios:

Publicar un comentario