Escaparates de Joyas

Si hablamos de escaparates de joyería seguro que lo primero que os viene a la mente es la imagen de Audrey Hepburn en "Desayuno con diamantes "soñando junto al cristal de Tiffany


Y sobre eso estoy pensando hoy, sobre lo importante que es que una joya parezca en su escaparate lo que queremos exactamente que parezca. Me explico.
Cuando yo era joven y trabaja en tienda y montando escaparates, ya se podía ser vanguardista y rompedor, entonces las nuevas tendencias en diseño comercial se burlaban del escaparate tipo  Corte Ingles de corte formal  y apostaban fuerte por una imagen de comercio sin escaparates, de espacios abiertos de interiorismo comercial integral. Como en todas las cosas en el equilibrio esta la virtud y se fue un poco de las manos, pasamos de las bases de corcho coloreado con flores sintéticas y vestido sujeto con hilos de nailon a la tienda blanca y luminosa donde el propietario sufría en la trastienda los días en que se veía preciosamente vacía de gente o esperaba a que se fuese el diseñador de turno para petar las estanterías con el producto de nueva temporada que tanto deseaba enseñar obligado a esconder en pos del menos es más ...toda la vida escuchando eso de: ¿y no tienen más modelos? aunque tengas mil ...imposible que comprendiera.


El caso es que después de ver creo que bastantes cosas,
desde mi punto de vista el problema no es solo de bonito "pa" mi, feo "pa" ti;de  la fuerza visual o la composición del escaparate...para mi hay algo más importante que todo eso ...si la pieza es una joya ...tiene que ser tratada como tal ...o al menos hacerte entender que es especial, y en eso fallamos muy a menudo. Algunos escaparatistas descubren un recurso estético especial o divertido y ¡hala! hay se ponen las joyas, sobre macarrones de colores, en montoncitos de paja, entre hierbas....espera....un momento, pensemos .......que te apetece hacer con esa joya que vale una pasta y que aparece a tu vista como una moñiga en el campo....¿comprarla? pude, solo si el diseño es muy atrevido y transgresor, y con esas piedras de colores y oro entre terroncitos de azucar que te los comes....muy baratos han de ser. 
En fin no me enrollo, parecer lo que se es o todo lo contrario si se quiere, pero en escaparatismo todas las intenciones bajo control, cuidado.

Ahí van unos cuantos. Sacad conclusiones vosotros mismos











Nota: tengo una amiga que me dice que me invento los puntos suspensivos que son tres, no cuatro ni dos, y tiene razón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario